jueves, 18 de diciembre de 2008

Surrealismo y Yoga

Ya Octavio Paz marcó en uno de sus ensayos la pena que le producía que André Breton no hubiera conocido el buddhismo, dado la afinidad que hallaba entre uno y otro. Nos fijemos entonces en estos párrafos que siguen, de Mircea Eliade, y observemos con qué insistencia marca el hecho de la “totalidad” como meta a arribar por el ser humano:
“Leo la Historie du surréalisme de Maurice Nadeau. Extrañado de encontrar en las concepciones y las nostalgias de André Breton tantos problemas de la Historia de las religiones o del orientalismo (desde luego en otra perspectiva) que intento resolver desde hace tanto. En Les vases communicants, Breton afirma que el poeta sabe “mezclar la acción con el sueño … confundir lo interno y lo externo … retener la eternidad en el instante … fundir lo general en lo particular”. Es exactamente lo que proponen los yoghis, los adeptos del tantrismo y tantas otras “místicas” orientales (cf. Techniques du Yoga). El redescubrimiento del milagro cotidiano (obsesión de Breton) es una actitud familiar a las sociedades religiosas “primitivas”. Los surrealistas ven en su movimiento no una nueva escuela literaria, sino un medio de conocer “los continentes no explorados” (el sueño, el inconsciente); semejante ambición no puede ser bien comprendida más que por alguien que conozca las técnicas de meditación oriental (¿a qué apuntaban si no a la exploración, la dominación y la “transmutación” de los dinamismos del subconsciente?).


En uno de sus Manifiestos, Breton habla incluso de la posibilidad de fusionar “dos estados que no son contradictorios más que en apariencia, alcanzar la realidad absoluta, la surrealidad”. No conozco otro texto occidental (¡reciente!) que exprese más claramente la viejísima nostalgia del espíritu indio que las técnicas del Yoga y del Tantra se esfuerzan en realizar. La obsesión de la “liberalización total del espíritu” es también una de las características de toda cultura hindú”

Vía: Dharma Blog

2 comentarios:

Malala Giambelluca dijo...

Adri! gracias por reunir nuestro mundo disperso.
En el horóscopo maya debes ser enlazadora de mundos, amarilla, radiante. Te festejo, Shakti poderosa!

El surrealismo siempre me atrapó, es EL movimiento, nunca lo había pensado cerca del budisamo, que tanto me fascina o al lado del yoga. Estaba a un paso tal vez, pero no lo había notado.

Cuenta una anécdota de Jodorowsky, que está sentado en una mesa con Dalí y sus amigos, pidiéndole que actue en su peli "La montaña Sagrada" (Holy Mountain),y Dalí le dice
- He ido al desierto, y en la arena, enterrado, encontré un reloj. Y ud, Jodorowsky?

(jodorowsky estaba siendo probado, de alguna manera. So decía que el también había encontrado uno quedaba como un ridículo mentiroso, entonces enseguida respondió:)

-Mire Dalí, yo no he encontrado ninguno. Pero he perdido unos cuantos.

Adriana Paoletta dijo...

Mali querida!

Gracias por otorgarme este título de enlazadora de mundos...tengo que repasar mi calendario maya... lo sabía pero lo perdí en le desierto de dunas... como Jodorowsky.

Besos surreales
adri